Fundaciones Guayas Avanza y Ambulancia Deseo cumplieron el sueño de niño con cáncer

Ambas organizaciones unieron esfuerzos para que Marquitos, de 3 años de edad, pueda disfrutar de la playa junto a sus padres y tres hermanos.

 

Música, juegos, piscina, mar y conocer al Capitán América,  su súper héroe favorito, fueron algunas de las distracciones que tuvo, este miércoles 20 de septiembre, el pequeño Marquitos, como parte del sueño de regresar a la playa junto a su familia y que cumplió gracias a la iniciativa de la Fundación Ambulancia Deseo Ecuador, la misma que cristaliza las ilusiones de pacientes con enfermedades catastróficas o en etapa terminal.

Marquitos es un héroe de carne y hueso, de apenas 3 añitos, que lucha contra un medulobalastoma (cáncer producido por un tumor maligno en el interior del cráneo) y que ha sido la causa de más de 5 operaciones en menos de 6 meses.

“Todo fue este año, se mareaba mucho, se caía mucho, se mareaba demasiado, daba cinco pasos y se caía, lo que me llamó muchísimo la atención porque él ya había superado el proceso de aprender a caminar. Incluso ya estaba asistiendo a la escuela, lo llevé a hospitales, sub centros, me decían que era algo pasajero, viral. Siguieron los vómitos, y la fiebre llegaba hasta 40 grados”, contó su madre Michelle Mite, de 32 años.

Luego de su periplo por hospitales, clínicas y dispensarios llegó a un hospital pediátrico, donde le dieron el diagnostico que luego fue corroborado por los galenos de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (SOLCA).

De ahí en lo sucesivo los catéteres, análisis, radiografías, biopsias y operaciones han sido parte de su lucha constante contra el tumor que empezó a obstaculizar los ventrículos cerebrales, produciéndole hidrocefalia.

“Tuvieron que drenarle el agua del cerebro tres veces, luego le pusieron una válvula que va directo al estómago y luego le extirparon un 75% del tumor. El resto no fue removido por el riesgo que implicaba”, explicó Mite.

Indiscutiblemente, Marquitos es un guerrero, el brillo de sus ojos y su sonrisa son el motor que fortalece a sus padres, quienes asumen la condición del pequeño como una prueba de Dios para afianzar el amor y la unión en su familia.

Durante su permanencia en uno de los hospitales, donde su pequeño estuvo asilado, doña Michelle recibió la tarjeta de una fundación comprometida con hacer realidad los sueños de pacientes en estado terminal. Cierto día, no dudó en contactarse con ellos, pues quería recordar cómo era el mar y tener un día en familia en la playa.

“Conocí a Marquitos en Solca, su carita me llamó mucho la atención, le entregué una tarjeta a su mamá y conté el propósito de Ambulancia Deseo Ecuador”, contó Mariela Carchi, directora de esta fundación.

Carchi explicó que, aunque la fundación lleve el nombre de Ambulancia, no cuentan con este vehículo, por ello contactó voluntarios de la fundación Guayas Avanza para poder tener la facilidad de transportar a Marquitos con todas las condiciones que garanticen su bienestar ante cualquier eventualidad.

“Al ser contactados, en menos de una hora surgieron todos los recursos y pudimos ayudar a cumplir el sueño de Marquitos”, indicó Henry Carrascal, presidente (e) de la fundación Guayas Avanza, quien no descarta continuar trabajando mancomunadamente con Ambulancia Deseo Ecuador.

Marquitos no sólo compartió con su familia, también pudo conocer a su personaje favorito el Capitán América, personificado por Daniel Jairala, voluntario de Guayas Avanza. “Fue una experiencia muy linda personificar a su héroe, desde que lo vi estaba muy contento. Ha sido una experiencia inolvidable y lo volvería a hacer mil veces más. Nos llena muchísimo ver una sonrisa en los niños”, indicó Jairala.

Así transcurrió un día inolvidable para el pequeño de sonrisa amplia y mirada encantadora, para quien el amor de su familia es su fuerza y su más grande anhelo.

 

Visitantes

Hoy11
Ayer24
Semana53
Mes313
Total27504

18 Octubre 2017
Go to top